Mantenimiento y cuidados.

Las superficies sólidas Marlik® están fabricadas para brindarte el servicio que esperas hasta por 10 años. Pero si quieres mantener tus muebles en el mejor estado te compartimos tips para su óptimo cuidado y funcionamiento.

Mantenimiento normal o común

Para proteger tu superficie del uso diario y común, limpia la superficie con una toalla de papel o de tela. Para un mejor acabado usa jabón líquido o detergente diluido.

La limpieza se debe de realizar en forma circular y uniforme para eliminar cualquier mancha o suciedad.  Manchas persistentes y pequeños rayones. En casos de manchas más fuertes o pequeños rayones, utiliza una esponja o una lija de agua #1200 (de papel o esponja) humedecidos y lija uniformemente hasta eliminar la mancha o el ligero rayón.

Para un mejor acabado utiliza agua y jabón líquido o detergente diluido mientras frotas la superficie con la esponja o la lija.

Rayones

Los rayones más profundos lo más recomendable es usar gradualmente diferentes grosores de lija. Lo ideal es empezar con lijas más finas y avanzar hasta eliminar las rayas producidas por la lija. Esto puede ser en el siguiente orden:

1.  Lija #220

2. Lija de agua #360

3. Lija de agua #600

4. Lija de agua #1200

Para un acabado brilloso, usa una lija de esponja #500 utilizando agua y jabón mientras lijas.

Mantenimiento normal a piezas con pulimento

Para piezas cromadas o que requieran un brillo particular como grifos y llaves, limpia la superficie que está sucia con una toalla de papel o de tela humedecidos. Agrega al pedazo de tela (de preferencia algodón) una cantidad de pulimento suficiente para el área a abrillantar. Aplica el pulimento de manera suave y en forma circular sobre la superficie tratando de distribuirla sin dejar excesos de pulimento.

Esperar a que seque el pulimento. Una vez seco, con la ayuda de otro pedazo de tela, frota sobre la superficie con pulimento de una manera firme pero suave tratando de retirar el pulimento y dando brillo a la vez.